Estudios de Casos

Seguidamente se presentan los resultados de estudios pilotos con el P100.
Estos estudios fueron dirigidos por el Prof. Burkhard Franz.

Caso 1:

Señora M.L., 58 años de edad, padece desde hace 18 meses de ataques periódicos de vértigos, náuseas y dificultades en la capacidad auditiva.

Esa capacidad auditiva empeoraba paulatinamente.

Un síntoma principal era el bloqueo del oído izquierdo y el deseo vehemente de eliminar ese bloqueo.
A causa de una artritis reumática ella fue tratada con Methotrexat.

El resultado de un examen neurootológico confirmó que era la enfermedad de Meniere la cual estaba originando típicas y moderadas dificultades de escucha en zonas de baja frecuencia en el oído izquierdo.

Un MRI se hallaba normal.

Un tratamiento de 3 meses con Serc no mostró efecto alguno.

Dado que en un examen previo se había detectado una ligera anormalidad de aireación en la trompa de
Eustaquio, la paciente fue objeto de la colocación del tubo de ventilación en el oído izquierdo.

Sus problemas de equilibrio mejoraron inmediatamente pero los síntomas incómodos de presión permanecieron. Ella fue tratada entonces con el prototipo del P100.
Los síntomas de la enfermedad de Meniere desaparecieron.

Ella utiliza regularmente el P100, por lo menos 3 veces por día o inmediatamente cuando los síntomas se hacen presentes.
Ella tiene permanentemente consigo el P100.

Caso 2:

Señora D.K., 51 años, padece de la enfermedad de Meniere desde hace 9 años.
Tenía regularmente vértigo y náuseas, y su capacidad auditiva del oído derecho emperoraba paulatinamente.

Ella fue tratada sin éxito con Chlotride, Stemetil y Serc.
Como su médico tratante había fallecido, quiso tener una opinión alternativa sobre la enfermedad.

La enfermedad de Meniere fue confirmada en ambos oídos y también se encontró en ambos lados ligeras anomalías de aireación en las trompas de Eustaquio.
La paciente fue objeto de la aplicación del tubo de ventilación.

Los síntomas retrocedieron y los episodios de vértigos se hicieron esporádicos.

La medicación se limitó al uso de Serc.

El tratamiento posterior con el P100 pudo controlar todos los síntomas.
Ella no tuvo ningún ataque de mareo más desde la aplicación del P100.
Ella utiliza el aparato hasta 8 veces por día.

Caso 3:

Señora E.L., 61 años, enferma con la enfermedad de Meniere desde hace 40 años.

Los ataques aparecían esporádicos pero en los últimos tiempos se hicieron más frecuentes con una clara reducción de la capacidad auditiva en el oído derecho.

Serc prácticamente no hacía efecto.

El diagnóstico de la enfermedd de Meniere fue constatado y además una ligera deficiencia de aireación en la trompa
de Eustaquio.

La paciente fue objeto de la aplicación del tubo de ventilación.
Los síntomas mejoraron, pero los resultados no lograron una satisfacción completa.

Luego del tratamiento con el P100 tuvo una mejoría tan notable que dejó de hacer el tratamiento por
un tiempo.
Luego de que los síntomas regresasen, ella utilizó nuevamente el P100, logrando un control total de los síntomas.

Caso 4:

Señora M.F., 51 años, padece de la enfermedad de Meniere desde hace 20 años.

Durante ese tiempo padecía diariamente de 5 ataques de mareos acompañados de náuseas y tinnitus.
La capacidad auditiva del oído izquierdo empeoraba lentamente y los episodios de mareos se hicieron más frecuentes.

El diagnóstico de la enfermedad de Meniere fue comfirmado con dificultades auditivas típicas y moderadas del lado izquierdo en la zona de bajas frecuencias.

Exámenes especiales de la función de la trompa de Eustaquio mostraban una ligera anomalía en el oído izquierdo a pesar de un Timpanograma del tipo-A.
La respuesta a Serc fue limitada.

La aplicación de un tubo de ventilación se realizó y finalmente comenzó un tratamiento con el P100. Esto alivió los síntomas temporalmente.
Durante el tratamiento con Serc, el P100 y Zinc como antioxidante, ella sufrió un ataque.
El ataque fue diagnosticado por un neurólogo como una variante de migraña.

Caso 5:

Señora P.C., 73 años, padece desde hace mucho tiempo de la enfermedad de Meniere.

Se le realizó una descompresión del Saccus Endolymphaticus en el oido derecho pero igual los síntomas no mejoraron.
El diagnóstico de la enfermedad de Meniere en el oído derecho fue confirmado.

Ella mostraba una moderada a fuerte deficiencia neuro-sensorial auditiva del lado derecho, con distribución
regular en el área de frecuencia del habla.

A pesar de un timpanograma Tipo-A se pudo comprobar, con la ayuda del test de Holmquist, una ligera anomalía de aireación en la trompa de Eustaquio.

Se le aplicó el tubo de ventilación.
Los síntomas mejoraron pero en forma poco significativa.

Seguidamente se la trató con el aparato Meniett.

Esto produjo una notable mejora de los síntomas.
Sin embargo, el aparato no es adecuado para llevarlo consigo constantemente.

Con el tratamiento con el P100 obtuvo los los mismos resultados.
Desde ese momento juega nuevamente con sus amigos bowling.
El P100 ha transformado su vida.
Ella lo tiene permanentemente consigo.

Caso 6:

Señora J.McN., 50 años, se encontraba a la búsqueda de otra opinión profesional luego de que se le diagnosticara hace poco la enfermedad de Meniere.

Ella no respondía al tratamiento con Serc ni al ácido nicotínico.
La capacidad auditiva empeoraba en ambos lados paulatinamente.

Los estudios neurootológicos confirmaron un temprano estadio de la enfermedad de Meniere en ambos oídos.
A pesar de un timpanograma Tipo A de ambos lados, había muestras de una ligera anomalía de aireación en la trompa de Eustaquio a ambos lados.

A la paciente se le colocó un tubo de ventilación.
Los síntomas mejoraron un poco.

Ella fue tratada exitosamente con el P100.
Los problemas de equilibrio y los síntomas de presión pudieron ser controlados.

Caso 7:

Señor D.H., 73 años, padece de acúfenos en el oído izquierdo.

Los zumbidos aumentaban en intensidad a la par que mareos periódicos aparecían al mismo tiempo.
La capacidad auditiva empeoraba paulatinamente.

El diagnóstico de la enfermedad de Meniere fue confirmado en el oído derecho.
El paciente tuvo una buena reacción a la aplicación del tubo de ventilación.

Los síntomas regresaban en cuanto se retiraba el tubo de ventilación.
Consintió finalmente, en forma positiva, en la utilización exclusiva del tubo de ventilación por un periodo de 9 años.

Sin embargo, en los últimos tiempos se constató la menor efectividad el tubo de ventilación.
Por ello se le trató a mod de prueba con el aparato Meniett.
En su opinión, el aparato era muy voluminoso.

El tratamiento posterior con el P100 trajo consigo un efectivo control de los síntomas.

Caso 8:

Señor K.R., 86 años, se presentó con un avanzada dificultad auditiva del oído derecho y con frecuentes aturdimientos y náuseas.
El examen neurootológico constató la enfermedad Meniere en el oído derecho.

A más de eso presentaba una moderada a fuerte dificultad neuro-sensorial auditiva del lado izquierdo, distribuido en forma casi regular en el área de frecuencia del habla.

Así mismo se diagnosticó una deficiencia en la aireación en el oído izquierdo, a pesar de un timpanograma del tipo-A. Se le colocó un tubo de ventilación.
Ello produjo una cierta mejoría de los síntomas.

El P100 controló los síntomas.
Desde entonces él ya no quiere dejar de quiere tenerlo siempre consigo.

Caso 9:

Señora P.F., 67 años, padecía desde hace mucho tiempo ataques periódicos de mareos y de un empeoramiento constante de la capacidad auditiva.

Los episodios de ná'87useas fueron en el pasado esporádicos, pero la frecuencia de estos subió drásticamente
en los últimos tiempos.

El examen neurootológico constató la presencia de la enfermedad de Meniere en el oído derecho.
También fue detectada una ligera anomalía de ventilación de la trompa de Eustaquio a pesar de tenerse un timpanograma del tipo-A.

El tratamiento con Serc no se mostró muy efectivo.

Se le colocó un tubo de ventilación y el tratamiento con el P100 comenzó.
La terapia le pareció muy agradable y permaneció los 2 últimos meses sin síntomas.

Caso 10:

Señora A.S., 39 años, padece de la enfermedad de Meniere desde hace 4 años.

La capacidad auditiva empeoraba del lado derecho.
Encontraba incómodo el tratamiento convencional y buscó opiniones técnicas alternativas.

Los exámenes confirmaron la enfermedad de Meniere en el oído izquierdo asi como anomalías en la aireación de la trompa de Eustaquio a pesar de un timpanograma del Tipo-A.

En el oído derecho se detectó una moderada a fuerte deficiencia neurosensorial auditiva.

La utilización del tubo de ventilación llevó a una mejora de los síntomas.
Ella reaccionó en forma muy positiva el tratamiento con el P100.

Caso 11:

En la señora L.C., 44 años, fue diagnosticado hace 8 años un precursor de la enfermedad de Meniere.

Poco tiempo atrás padeció de frecuentes episodios de vértigos y de pérdida progresiva de la capacidad auditiva del oído izquierdo.

Ella no respondía al tratamiento con Serc.

El examen neurootológico confirmó la enfermedad de Meniere en el oído izquierdo.

La colocación del tubo de ventilación logró solo una ligera mejora de los síntomas.

Un incremento de la dosis de Serc no tuvo éxito alguno.

El P100 mejoró los síntomas pero ella padece todavía de periódicos bloqueos en el oído izquierdo aunque los episodios de vértigos desaparecieron.

Caso 12:

Señor D.S., 46 años, padece desde hace 10 meses de ataques casi diarios de mareos, náuseas y síntomas de presión en el oído izquierdo.

La capacidad auditiva había empeorado drásticamente.
Como diabético no reaccionaba al tratamiento con Serc.

El examen neurootológico confirmó la enfermedad de Meniere en el oído izquierdo.

Asimismo, se encontról en ambos oídos deficiencias en la aireación de las trompas de Eustaquio a pesar de tenerse un timpanograma del tipo-A.

Presentaba además una deficiencia moderada neurosensorial con disminución de la capacidad auditiva en el lado derecho, con distribución regular en el área de frecuencia del habla.

La aplicación en ambos lados del tubo de ventilación no trajo ningún alivio.

Se mostró con dudas sobre la prescripción del aparato Meniett.

Para una prueba temporal se le proveyó del P100.
El comportamiento fue sensacional.
Él utiliza el P100 por lo menos 6 veces al día.
Tan pronto como él percibe un poco de presión en el oído izquierdo, pone en uso al P100.
El ya no quiere devolver el aparato.

Caso 13:

Señora L.C., 65 años, fue diagnosticada con un precursor de la enfermedad de Meniere hace 6 años.

La paciente no tuvo problemas en la aplicación del tubo de ventilación.
Pero desde hace poco padece de acúfenos y deficiencia auditiva en el oído derecho, como también náuseas y episodios periódicos de mareos.

La prueba neurootológica confirmó la presencia de la enfermedad de Meniere en el oído derecho.
En el lado derecho también fue constatada una ligera incapacidad neurosensorial auditiva en el área de frecuencia baja.

Pruebas especiales concenrientes a la función de la trompa dieron a conocer ligeras anomalías de ventilación en la trompa de Eustaquio del lado derecho.

Su reacción al Serc fue limitada.

La aplicación del tubo de ventilación llevó a una ligera mejora de los síntomas.

Ella respondió muy bien al tratamiento con el P100.
No ha tenido más problemas de equilibrio, las náuseas fueron controladas, como los acúfenos en el oído derecho se redujeron.