Estudios Clinicos

Pacientes que padecen de la enfermedad de Meniere reacionan con mucha sensibilidad a las presiones negativas en el oído medio.
Así por ejemplo se producen los ataques de vértigos debido a la poco presión en los viajes por avión, cuando la ventilación del oído medio se vuelve crítica.

El tratamiento con impulsos positivos de presión muestran un favorable accionar sobre los síntomas y se
convierte en una alternativa válida para el tratamiento.

En el estudio aquí presentado fueron comparados dos aparatos, los cuales después de la colocación del tubo de ventilación, provocaron impulsos positivos de presión en el interior del oído.

Este estudio clínico se desarrolló en cooperación con el Ear Institute, Queenswood, Pretoria en Sudáfrica (Dr. Frits van der Laan) y la Tinnitus Research and Balance Clinic en Melbourne, Australia (Prof. Burkhard Franz).

El objetivo del estudio fue investigar sobre la eficacia de los impulsos positivos de presión de aire, impulsos producidos por el aparato P100 portátil y de manejo manual, desarrollado por la firma Enttex.

De la investigación tomaron parte 25 pacientes.

Todos los pacientes participantes del estudio fueron diagnosticados y confirmados de padecer de la enfermedad
de Meniere (Criterio-AAO) y sufrían de frecuentes ataques.

19 pacientes estaban en la búsqueda de nuevas alternativas de tratamiento para encontrar alivio de los síntomas, dado que no obtuvieron resultados satisfactorios por la sola utilización del tubo de ventilación.

El tubo de ventilación fue aplicado ya sea en el consultorio o en forma alternativa en la sala de operación.
La continuación del estudio era decidido 5 días despues de la colocación del tubo de ventilación.
Aunque algunos pacientes mostraron una mejora de los síntomas, 19 de ellos manifestaron su interés en continuar con el tratamiento de impulsos positivos de presión.

 

 

Fig.: La mejoría de los síntomas de vertigo, náuseas y sensación de presión fue estadísticamente
significativa y entre los aparatos P100 y Meniett no se registró diferencia estadística alguna respecto a la eficacia.

Este tratamiento de impulsos positivos de presión fue realizado o con el aparato Meniett (Metronic Xomed Inc., USA) o con el P100.
Nueve pacientes se decidieron por el aparato Meniett y diez por el P100.

Los estudios fueron debidamente apuntados antes y después del tratamiento con impulsos positivos de presión. Los estudios estadísticos fueron realizados con la ayuda de un análisis de varianza de factor simple Krustall-Wallis de rangos no paramétricos.
Cada síntoma fue tomado en consideración en forma particular y fue compara do con el rango medio antes y después del tratamiento con el P100 o el aparato Meniett.

Cuando una diferencia significativa aparecía entre los valores promedios, fueron realizados post hoc comparaciones no paramétricas para muestras al azar con tamaños diferentes, para determinar que rangos medios se debían eliminar.

En todos los casos fue a= 0,05.

Los síntomas que mejoraron en forma significativa fueron los vértigos, náuseas y síntomas de presión (Fig.). Hubo una pequeña diferencia entre los dos aparatos, donde el Meniett no tuvo un rendimiento tan bueno como el P100.

Las diferencias fueron, sin embargo, no significativas.

Aparentemente, la diferencia fue causada por la ventaja en la practicidad y facilidad de uso del aparato y de que no requiere de ningún proceso de armado para la puesta en funcionamiento.

Además hubo pequeñas diferencias entre ambos grupos en referencia a la gravedad de los síntomas, las cuales pueden haber sido las causales de la diferencia entre los aparatos; sin embargo éstas diferencias no fueron significativas.

Varios participantes no quisieron devolver más el aparato P100 luego de terminado el estudio.

La calidad de vida de éstos había experimentado una notable mejoría que no querían más renunciar al uso del aparato.

En ningún caso se registraron efectos secundarios.

Tanto la colocación del tubo de ventilación como el tratamiento con impulsos positivos de presión están dirigidos a
la anomalía de equilibrio entre el oído medio y el interno.

El estudio clínico realizado por nosotros comprueba que el tratamiento con impulsos positivos de presión representa una verdadera alternativa a los tratamientos convencionales.

El P100 es el aparato preferido debido a su facilidad de uso y a su bajo costo.

 

El estudio clínico fue publicado en el „International Tinnitus Journal“, vol. 11, núm. 2, 146-149 (2005).

Literatura consultara

  1. Ingeltedt S, Ivarsson A, Tjerstrom O. Immediate relief of symptoms during acute attacks of Ménère´s didease, using a pressure chamber. Acta Otolaryngol 82: 368-378, 1976
  2. Densert B, Densert O. Overpressure in treatment of Ménière’s disease. Laryngoscope 92: 1285-1292/ 1982
  3. Gates GA, Green JD, Tucci DL, Telian SA. The effect of transtympanic micropressure treatment in people with unilateral Ménière’s disease. Arch Otolaryngol Head Neck Surg 130: 718-723, 2004
  4. Committee on Hearing and Equilibrium guidelines for the diagnosis and evaluation of therapy in Ménière’s disease. American Academy of Otolaryngology Head and Neck Foundation, Inc. Otolaryngol Head and Neck Surg 113: 181-185, 1995
  5. Zar JH. Biostatistical Analysis. Prentice-Hall, London 1984
  6. Densert B, Densert O, Arlinger S, Sass K, Odkvist L. Immediate effects of middle ear pressure changes on the electrocochleographic recordings in patients with Ménière’s disease: a clinical placebo-controlled study. Am J Otol 18: 726-733, 1997
  7. Sakikawa Y, Kimura RS. Middle ear overpressure treatment of endolymphatic hydrops in guinea pigs. ORL J Otorhinolaryngol Relat Spec 59: 84-90, 1997
  8. Horner KC. Old theme and new reflections: hearing impairment associated with endolymphatic hydrops. Hear Res 52: 147-156, 1991
  9. Franz B, Altidis P, Altidis B, Collis-Brown G. The Cervicogenic Otoocular Syndrome: A suspected forerunner of Ménière’s disease. Int Tinnitus J 5: 125-130, 1999