El problema

El tímpano transmite las vibracions de aire al oído medio.
El tímpano es una membrana flexible y resultasusceptible a los cambios de presión externos.

Mientras que una presión exterior descendente normalmente no presenta ningún problema, una presión ascendente puede resultar molesta, incluso a veces causar fuertes dolores, que en casos extremos pueden ser de larga duración.

Los problemas de conducción aérea

Los problemas de conducción aérea del oído pueden resultar muy molestos durante el aterrizaje de un vuelo, especialmente cuando se está resfriado, y aún sin estarlo pues se entorpece la conducción aérea del oído medio. Durante el aterrizaje de un avión, aumenta la presión de cabina.

El tímpano se presiona hacia dentro y aumenta la presión del tejido en el oído medio, provocando una oclusión de la trompa de Eustaquio.

A partir de ese momento, difícilmente se podrá conseguir una compensación de la presión.

En muchas casos, los remedios para combatir la inflamación de la membrana no resultan eficaces porque una
presión negativa demasiado alta en el oído medio impide la compensación pese a la desinflamación de la membrana.

Incluso con su aplicación podría resecarse la membrana del tímpano.

Mediante la conocida maniobra de Valsalva (tapar los orificios nasales y soltar fuertemente el aire por la nariz) muchas veces tampoco se consigue, porque de esta forma se aumenta la presión de la membrana y de las venas cerrando aún más el conducto.
Además, con una maniobra de Valsalva forzada, una compensación repentina y forzada en el oído medio supone un riesgo para el oído interno.

Es por esto por lo que la maniobra de Valsalva no se considera una técnica recomendable.

Los problemas de conducción aérea pueden manifestarse al sumergirse, al recorrer montañas o en cualquier lugar o situación donde haya que superar alturas y por lo tanto sus correspondientes diferencias de presión.

Aunque por norma general, los problemas de conducción aérea del oído afectan al oído medio, también es sabido que las enfermedades del oído interno oueden ser consecuencia de una mala compensación de presión.

Las molestias de conducción aérea del oído medio pueden llevar a la existencia de un exceso de líquido en el oído.

La otitis media crónica se da más frecuentemente en niños que en adultos ya que los niños tienen mayor tendencia a padecer problemas conducción aérea del oído medio.

La acumulación de líquido reiterada en el oído medio puede no sólo derivar en una dificultad auditiva permanente en el oído medio sino también puede suponer un obstáculo para el desarrollo del habla.

Cuando las medidas tradicionales, como por ejemplo antiinflamatorios y antibióticos no resultan efectivos, normalmente se practica una canalización del tímpano.