¿El N300 entonces funciona?

Un nuevo e inocuo método para eliminar los problemas de compensación es proporcionar presión negativa en el conducto auditiva externo.

El N300 es una forma de proporcionar esta presión negativa al conducto externo.

Proporcionando una ligera presión negativa, el N300 favorece la compensación en el oído medio aflojando el tímpano y la trompa de Eustaquio de forma que el oído medio vuelve a airearse suficientemente.

Ahora, el acto de tragar que ya de por sí se ocupa de la aireacción del oído medio, resulterá mucho más efectivo.

En los casos de otitis, deberá quedar un resto de aire en el oído medio para que la presión del oído medio pueda ajustarse al comportamiento de la presión del conducto auditivo exterior.

Con la llamada timpanometría su otorrinolaringólogo podrá conocer de forma muy sencilla la respuesta de su oído medio a las diferentes presiones.

Anatomía del oído

El tímpano transmite las vibraciones de aire al oído medio.
El tímpano es una membrana flexible y resulta susceptible a los cambios de presión externos.
Una aumento de la presión exterior puede resultar molesta, afectar la calidad de audición e incluso a veces causar fuertes dolores que pueden permanecer varios días.

La dolorosa deformación del tímpano...

... y el bloqueo de la trompa de Eustaquio, producido por una presión exterior ascendente pueden ser causa de un cambio de altura repentino.

Tras el uso del N300, desaparece el bloqueo de la trompy de Eustaquio y...

... el tímpano vuelve a recuperar su forma normal. El N300 compensa la presión entre el conducto auditivo exterior y el oído medio y hace desparecer de inmediato los dolores y la dificultad para oír que causa la presión.